El reconocimiento a su dedicación y compromiso con el cuidado y conservación de los recursos naturales marcó este año la conmemoración del Día Nacional y el centenario de la labor de Guardaparque, organizada por la Corporación Nacional Forestal, CONAF, en la localidad de Chile Chico.

Esta fecha conmemora la creación de la Reserva Forestal Malleco, lo que unido a la contratación del primer guardaparque de Chile, Manuel Alvarado, en 1914 como administrador de la misma fue recordado con un acto realizado en la Casa de la Cultura de la Municipalidad.

El encuentro fue encabezado por la gobernadora de la provincia General Carrera, María Rivera Yáñez, el director regional de CONAF, Leonardo Yáñez, el alcalde suplente Ricardo Ibarra, el guardaparque-coordinador operativo del Proyecto Parque Nacional Patagonia de Argentina, Eduardo Militello, entre otros invitados.

En representación de la intendenta, María Rivera consideró que fue “una hermosa actividad, muy emotiva, donde pudimos visualizar, efectivamente, lo que significa la labor del guardaparque. Más que cuidar una reserva, esto tiene que ver con la cultura, el medioambiente, la educación y cómo vamos preservando para las futuras generaciones estos recursos que tienen un valor incalculable”, puntualizó.

Leonardo Yáñez manifestó que “los guardaparques son un orgullo para la institución y es un honor reconocer la dedicación y compromiso de cada trabajador. En esta oportunidad nos hemos trasladado a Chile Chico para compartir con la comunidad ligada fuertemente a la Reserva Nacional Jeinimeni, a través del turismo, y donde participan activamente representantes de la comunidad”.

El representante del vocero del Cuerpo de Guardaparques, Benjamín Molina, destacó “el compromiso del guardaparque con la conservación. Hacer de esto una forma de vida más que un trabajo, nos llena de orgullo y nos insta a continuar trabajando en la protección de los recursos naturales”.

 

Reconocimiento a guardaparques destacados

Dia-GP-Aysen1En la actividad, la institución reconoció al guardaparque administrador de la Reserva Nacional Tamango, Hernán Velásquez, por su espíritu de superación; al guardaparque más antiguo en servicio activo, administrador de la Reserva Nacional Cerro Castillo, Luis Montecinos Césped, y al mejor equipo de guardaparques, obtenido por los del Parque Nacional Queulat: administrador Álvaro D’Amico y guardaparques Sergio Ferreira, Roberto Coz, Juan Reyes, Sergio Manríquez y Leonardo Gallardo.

Igualmente, se premió el esfuerzo, compromiso, perseverancia y tenacidad para trabajar en las áreas silvestres protegidas del Estado más remotas y aisladas de la Región de Aysén, de Hernán Henríquez de la Reserva Nacional Trapananda, Carlos Valenzuela de la Reserva Nacional Lago Carlota y Orlando Beltrán de la Reserva Katalalixar.

Además, se otorgó un reconocimiento especial al médico veterinario, Dennis Aldridge Vukusic, por su liderazgo en la conservación de la naturaleza.

 

Estímulo a exguardaparques

En la actividad también se entregó un reconocimiento especial a exguardaparques que se han acogido a retiro, como también a los que prestaron servicios en otras unidades: Claudio Godoy Oyarce, quien trabaja en CONAF Región del Biobío; José Hueicha Nauto, quien presta servicios en la lancha Petrel; Carlos Llautureo, administrativo de la Oficina Provincial Aysén y Abner Muñoz Rubilar y Víctor Curumilla, acogidos a retiro.

 

Historia de los 100 años del guardaparque

La historia de los guardaparques en Chile comienza en 1914, con la contratación de Manuel Alvarado, primer administrador de la Reserva Forestal Malleco. Durante varias décadas se les denominó guardabosques, dado que sus principales preocupaciones era protegerlos de siniestros e impedir la extracción ilegal de madera.

Con el desarrollo de la conciencia conservacionista, se produce un perfeccionamiento paulatino y sostenido en la definición de cargos y funciones de los guardabosques, derivando sus funciones a la conservación de la diversidad biológica y al servicio de la sociedad.

Actualmente la CONAF en Aysén cuenta con 39 guardaparques que conservan los recursos naturales de las 11 reservas nacionales, 5 parques nacionales y 2 monumentos naturales, contabilizando un total de 18 áreas protegidas, con una extensión de casi 5 millones de hectáreas (47 % superficie regional).