Valparaíso

La institución forestal entregó competencias técnicas y habilidades blandas a vecinos de la Ciudad Puerto, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana, Quillota, La Calera, Llay Llay, Catemu y Puchuncaví.

Con recursos del Ministerio de Desarrollo Social y la supervisión de la Subsecretaría del Trabajo, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) entregó competencias técnicas y habilidades blandas a 230 vecinos de la Región de Valparaíso, para que mejoren sus posibilidades de empleabilidad.

En ese contexto, durante un período de cuatro meses, profesionales de la institución forestal adiestraron al grupo de beneficiarios en torno a cómo elaborar correctamente currículums, relacionarse con pares y jefaturas en el ámbito laboral, atender a público y generar microemprendimientos, entre otras materias.

Al respecto, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, explicó que la iniciativa se enmarcó en el Programa de Formación, Capacitación y Empleo (Profocap) de la Corporación, que este año “benefició, principalmente, a mujeres y jefas de hogar en situación vulnerable, de las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana, Quillota, La Calera, Llay Llay, Catemu y Puchuncaví”.

A su vez, destacó el valioso rol que cumplió el sector privado en el desarrollo del programa, ya que las personas inscritas pudieron realizar prácticas laborales en las empresas Johnson y Cencocal, gracias a lo cual “algunas se encuentran contratadas y trabajando”.

Por su parte, la monitora del curso de Viña del Mar, Emily Inostroza, detalló que “la capacitación consistió en entregar habilidades blandas, por ejemplo, comunicación, trabajo en equipo y manejo de conflictos laborales. También les enseñamos cómo desarrollar huertos”.

En tanto, la beneficiaria de la Ciudad Jardín, Aranza Poblete, manifestó que “aprendí habilidades blandas que me van servir para el futuro, como saber expresarme, sociabilizar más, compartir con otras personas, salir de mi zona de confort. Antes no me sabía expresar bien, cómo presentarme frente a un jefe o en una entrevista de trabajo, y ahora podría decir que sí”.

Su homólogo de Quillota, Francisco Arancibia, resaltó que “aprendí a tratar a las personas, a tratar a las jefaturas; estoy muy orgulloso de que me hayan tomado en cuenta en todo sentido, y agradecido con todos mis compañeros, con la profesora, me siento feliz de todo esto”.

Ceremonia de certificación

La ceremonia de cierre del Profocap 2019 se llevó a cabo en el centro turístico La Campana, en Olmué, donde los beneficiarios recibieron un diploma que acreditó su participación en los cursos.

Cabe consignar que el programa está dirigido a personas mayores de 18 años y pertenecientes al subsistema “Chile: Seguridad y Oportunidades”, del Ministerio de Desarrollo Social, que se encuentran desempleadas e inscritas en la Bolsa Nacional de Empleo