Una de las mayores preocupaciones en Rapa Nui, isla de origen volcánico y suelos permeables, es que su única fuente de agua dulce es la napa subterránea que se alimenta de las copiosas precipitaciones y, en la actualidad, a pesar del gran volumen de la napa existente en la isla, existe un riesgo creciente de contaminación de este recurso.

En este marco e impulsando además la importancia de los humedales, CONAF Isla de Pascua conmemoró el Día Mundial del Agua con un encuentro que contó con la participación de expertos nacionales e internacional, de diferentes disciplinas ligadas al estudio y explotación de este recursos.

Uno de los temas abordados fue el estudio que se está realizando en el humedal “Ava Ranga Uka” que se encuentra inserto en el Parque Nacional Rapa Nui, donde tras las excavaciones realizadas por investigadores alemanes se descubrieron evidencias de construcciones de piedra destinadas a controlar y canalizar el agua.

“En la quebrada de este humedad el agua era, al igual que hoy, un bien abundante sólo en forma estacional, en la época de las lluvias”, señaló Annette Kühlem, arqueóloga del Instituto Alemán de Arqueología, destacando además que “estamos realizando excavaciones en un sector que estamos interpretando ahora como un santuario de agua, donde se realizaba un culto al agua y la fertilidad”.

Rapa-Nui-agua-2Además se habló sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad en el humedal Rano Kau, y como estos cuerpos de aguas aportan a la napa subterránea de la isla. Por lo mismo, la Jefa Provincial de CONAF Isla de Pascua, Ninoska Cuadros, invitó a junto con cuidar los humedales y la biodiversidad de la isla, a reflexionar sobre la gestión del agua en la provincia, como un tema transversal que va más allá de la conservación del patrimonio natural.

Ante esto, Mario Zúñiga, Jefe del Servicio de Agua Potable de SASIPA (Sociedad Agrícola y Servicios de Isla de Pascua, empresa que entrega los insumos de luz y agua de Rapa Nui), informó sobre la implementación de un proyecto para iniciar un sistema de alcantarillado público, que significa realizar un estudio para determinar cuál es el sistema pertinente para la isla. “Nosotros hicimos el año 2013 el primer estudio de pre factibilidad para determinar si las condiciones actuales de uso de la superficie contaminan nuestras aguas en las napas. Este trabajo ya se terminó como primera etapa y este año debiéramos comenzar con la segunda parte, porque tenemos que tener mucho cuidado en no exponer el recursos a contaminaciones”, dijo.