Valparaíso

Personal guardaparques del organismo trabaja en la reparación e instalación de señalizaciones y letreros informativos sobre las características, normativas, recorridos y vías de evacuación del parque nacional.

Con el propósito de reforzar la seguridad de los visitantes, guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) dieron inicio a nuevos trabajos de mantención y mejoramiento de infraestructura en el sector Granizo del Parque Nacional La Campana, en Olmué.

Según explicó el director regional de la entidad, Sandro Bruzzone, “esta labor considera la reparación e instalación de señalizaciones y letreros con información sobre las características, normativas, recorridos y vías de evacuación del pulmón verde, principalmente en el sendero El Andinista, la única ruta habilitada para el ascenso a la cumbre del cerro La Campana”.

“Los trabajos abarcan una distancia aproximada de cinco kilómetros, donde anteriormente se instalaron pasamanos, escalones y dos miradores (Balmaceda y La Pronosticada), que también han sido constantemente renovados desde su implementación”, agregó.

Bruzzone manifestó que esta gestión busca “que las personas tengan la mejor orientación posible dentro del territorio, que conozcan los caminos que pueden transitar, los horarios de desplazamiento y las restricciones al dirigirse a la cima”.

En ese contexto, puntualizó que “durante el año 2019, la Corporación registró 35 accidentes y diez extravíos en esta zona (Granizo), que anualmente recibe a cerca de 30 mil visitantes”.

Cabe consignar que el Parque Nacional La Campana mantiene suspendida la atención de público, como medida preventiva frente al COVID-19. No obstante, al interior, con turnos y estrictas medidas de seguridad, el personal guardaparques de CONAF continúa trabajando en labores de conservación de la biodiversidad y mejoramiento de infraestructura.