En una toma adyacente a la Villa Rukan y en el sector de Los Pinos de Reñaca, las faenas ilícitas afectaron alrededor de 1.000 y 7.000 metros cuadrados de vegetación, respectivamente.

Funcionarios de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Sección Forestal y Ecológica (OS5) de Carabineros descubrieron cortas ilegales de bosque nativo (quillay, litre, molle, boldo y peumo) y plantaciones forestales (pino insigne y eucalipto) en una toma adyacente a la Villa Rukan y en el sector de Los Pinos de Reñaca, en la comuna de Viña del Mar.

Según explicó el jefe regional de la Sección de Fiscalización Forestal de CONAF, Christian Gutiérrez, en la zona contigua a la Villa Rukan, el equipo en terreno logró confirmar “la corta no autorizada de bosque nativo, en una superficie cercana a los 1.000 metros cuadrados”.

Y agregó que “este bosque nativo estaba compuesto por una gran variedad de especies endémicas del tipo esclerófilo, por lo cual el personal de nuestra institución, en conjunto con Carabineros, procedió a cursar la infracción a uno de los sospechosos producto de la citada corta”.

En relación con el segundo lugar fiscalizado, Los Pinos de Reñaca, Gutiérrez sostuvo que  “se evidenció la corta no autorizada de un bosque de plantaciones, compuesto principalmente por la especie pino insigne, en una superficie aproximada de 7.000 metros cuadrados”.

Asimismo, precisó que la persona responsable de esta  intervención ilícita –descubierta en flagrancia- recibió una infracción y quedó citada al juzgado de policía local de la Ciudad Jardín.

“Se hace un llamado a la ciudadanía a no incurrir en este tipo de faltas, ya que tanto Carabineros como nuestra institución están fiscalizando constantemente este tipo de faenas”, concluyó el profesional de CONAF.

Operativos focalizados

Para complementar el trabajo en terreno, el personal de la Corporación realiza un monitoreo de imágenes satelitales Planet (actualizadas diariamente), con el objetivo de localizar las diferentes cortas de vegetación que puedan constituir faltas a la legislación forestal vigente. Esto, además, permite focalizar los operativos de inspección o fiscalización in situ.