Valparaíso

La instancia, que comenzará a operar en el mes de septiembre, busca mitigar el daño de posibles siniestros. En este marco, por ejemplo, se coordinarán patrullajes multisectoriales para fiscalizar quemas ilegales de desechos agrícolas.

Funcionarios de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Gobernación de la Provincia de San Felipe sostuvieron una reunión  para coordinar la implementación de una mesa técnica de prevención de incendios forestales en la zona, que comenzará a operar a contar del mes de septiembre, con el fin de disminuir el riesgo de este tipo de emergencias para el medio ambiente y las personas.

“Ese es el tema principal en este periodo, tanto para las autoridades provinciales como para nosotros: la prevención. El clima futuro que se nos viene no aporta mucho, ya se instaló (el fenómeno de) El Niño, y eso significa mucha agua en primavera y altas temperaturas en el verano, lo que implica pasto seco, que es la peor situación que podríamos esperar para un problema de incendio”, advirtió el director regional de CONAF Valparaíso, Pablo Mira.

Por su parte, el encargado de emergencia de la gobernación provincial, Claudio Martínez, manifestó que  “una de las acciones que estamos pensando desarrollar con la mesa, tiene que ver con la georreferenciación de todos los puntos de abastecimiento de agua, cosa de tener esa información disponible para CONAF, y con las gestiones realizadas,  para no tener ningún inconveniente a la hora que lleguen los helicópteros o las unidades de trabajo”.

En tanto, la jefa provincial de la Corporación en San Felipe y Los Andes, Denisse Núñez, resaltó que otro de los propósitos de la instancia multisectorial “es realizar fiscalizaciones conjuntas de quemas ilegales con Carabineros, con gente de la gobernación, y, bueno, todas las instituciones que quieran participar, como una medida más de prevención de posibles focos de incendio”.

Incendio forestal en Parrasía

CONAF registra dos incendios forestales en este periodo de alta probabilidad de ocurrencia -que comenzó el 1 de julio del 2018 y se extenderá hasta el 30 de junio del 2019-, en las comunas de Quintero y San Felipe. El siniestro que se originó en el Valle de Aconcagua, específicamente en el sector de Parrasía, consumió una superficie de 11.6 hectáreas de pastizal y matorral. En el control del fuego trabajó una brigada y un vehículo de ataque inicial del organismo forestal, más personal de Bomberos.

Cabe señalar que el gobernador provincial, Claudio Rodríguez, presentó una querella criminal contra quienes resulten responsables por este siniestro, que se generó a partir de una quema ilegal en área urbana.