Luego de ocho días de intenso combate aéreo y terrestre, el jueves 21 de enero, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y Bomberos de Chile, entre otros organismos públicos y privados, lograron controlar el incendio forestal denominado La Engorda-Reserva Nacional Lago Peñuelas, que afectó a las comunas de Valparaíso y Quilpué.

El siniestro consumió una superficie de 3900 hectáreas de pastizal, matorral, eucaliptos y arbolado nativo. Además, en la Ciudad del Sol destruyó seis viviendas y dejó a otra con daños menores, quedando 11 personas damnificadas.

Asimismo, entre el jueves 14 y el lunes 18 de enero, producto del rápido avance de las llamas, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), en base a información técnica proporcionada por CONAF, solicitó la evacuación preventiva  de los sectores Los Pinos, Colinas de Oro, Teniente Serrano, Las Rosas y Wenceslao Vargas.

Cabe consignar que, de acuerdo a la proyección de la Sección de Análisis y Predicción de la institución forestal, el veloz desplazamiento del fuego pudo alcanzar una mayor extensión en el radio urbano y amenazó con propagarse a más de dos mil 100 inmuebles, escenario que no se concretó gracias al despliegue y la coordinación de los equipos de emergencia operativos.

Según explicó el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, “tuvimos cerca de 30 medios aéreos y 30 brigadas, más una treintena de compañías de Bomberos, igual número de carros y camiones aljibe y diez maquinarias pesadas (…) Un esfuerzo enorme de todos los servicios y otras entidades, públicas y privadas, lo que lleva a que, finalmente, tengamos un incendio de esta magnitud, con 45 kilómetros de perímetro, controlado”.

Agregó que “hoy día (viernes 22 de enero) todavía se encuentran trabajando tres brigadas, recorriendo los perímetros del incendio, para una extinción total en las próximas horas o días, dependiendo de cómo sea el trabajo, lo que se pueda observar en el terreno”.

 

Agradecimiento

Asimismo, en representación de la Corporación, el directivo resaltó la colaboración que brindaron cientos de hombres y mujeres, provenientes de diferentes localidades del país, en pro de las labores de control de los incendios forestales La Engorda-Reserva Nacional Lago Peñuelas y Hacienda Las Palmas, sucedidos a partir del día jueves 14 de enero, en horas de la tarde.

“En aquellos momentos en los cuales el personal se encontraba en la ardua labor de controlar la catástrofe, muchas personas se hicieron partícipes de otra manera, ya sea aportando una taza de café, botellas de agua o una simple palabra de aliento ante tan delicada circunstancia. No podemos dejar de destacar a todos aquellos voluntarios que se hicieron partícipes de tan difícil labor: vecinos, comunidades, personas naturales, trabajadores  del aseo y todo aquel que, sin miramientos, fue a aportar en lo que pudiese. A todas aquellas personas, sin importar su procedencia o su institución de origen, queremos comunicar nuestra más profunda gratitud”, manifestó Bruzzone.

Tras el control del incendio forestal La Engorda-Reserva Nacional Lago Peñuelas, la intendencia regional canceló la alerta roja vigente desde el 14 de enero en Valparaíso y Quilpué, dejando a ambas comunas con alerta amarilla, medida que se mantiene vigente este viernes 22.