Durante el actual período de alta probabilidad de ocurrencia, CONAF ha registrado cinco siniestros en la provincia, los cuales han consumido una superficie de 302,18 hectáreas de vegetación.

En la base de la brigada Palma 20 de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), en la comuna de La Ligua, autoridades, encargados de emergencia municipales y policías  sostuvieron una reunión para delinear estrategias de prevención y combate de incendios forestales en la provincia de Petorca.

En la oportunidad, la delegada presidencial provincial, María Paz Santelices, aseveró que “esta provincia es una provincia muy afectada por la sequía y por lo mismo es tan importante la coordinación de cada municipalidad con la delegación provincial, con la delegación regional, con CONAF, con Carabineros, con la PDI, para trabajar todos juntos en el caso de que ocurriese algún incendio forestal”.

En la misma línea, recalcó que es “fundamental” que las municipalidades definan “dónde están las fuentes de agua para combatir los incendios forestales”. Y en ese contexto, resaltó que “con cada una de las comunas,  Zapallar, Papudo,  La Ligua, Cabildo y Petorca, estamos haciendo un catastro de lo que hoy día existe para poder salvaguardar a nuestra provincia ante cualquier emergencia”.

Por su parte, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, puntualizó que “la provincia  ha registrado una baja en el número de incendios. En la ocurrencia, llevamos en este momento cinco; no obstante, una superficie afectada mayor. Ello se debe al estado del combustible, al comportamiento climático, en donde tenemos altas temperaturas, baja humedad relativa y vientos que exceden las brisas normales y que pueden ser los mayores propagadores de un incendio forestal”.

Agregó que “tenemos que preocuparnos de la prevención, ya que cualquier parte del territorio puede ser afectada en virtud de la conducta o el comportamiento humano. Debemos evitar el uso de elementos generadores de fuego, chispas o calor, hacer cortafuegos, limpieza, mantener equipos de combate, agua, comunicar a los vecinos, a Bomberos, si es necesario, que voy a realizar una actividad que está permitida, pero que es de riesgo”.

En tanto, el director de Seguridad Pública de la Municipalidad de Zapallar, Jorge Chabán, afirmó que “desde ya estamos preparándonos para este verano, que va a ser difícil, complicado. Hemos hecho algunas coordinaciones con personal de CONAF y con los vecinos, con el objeto de poder entregarles mayor información y poder prevenirlos en caso de incendios forestales, que tanto mal hacen a esta zona”.

“Nos llevamos varias tareas en esta productiva reunión que hemos tenido, y por lo tanto, vamos a estar informando a la comunidad de Zapallar y sus localidades de esta necesaria interacción que debemos tener entre todos, sobre todo con los vecinos”, precisó el funcionario.

A su vez, la encargada de educación ambiental y difusión de CONAF, Ana María Parrao, detalló que “la actividad se enmarca en la mesa regional de prevención de incendios forestales, correspondiente en esta ocasión a la provincia de Petorca, donde participó una gran cantidad de actores relevantes ante la emergencia”.

Añadió que “Petorca, si bien tiene una incidencia de un 5 % de la ocurrencia de incendios forestales a nivel regional, acá la problemática más grande es que los últimos han arrojado una gran cantidad de superficie afectada, debido al estrés hídrico que está presente”.

Estadística

Durante el actual período de alta probabilidad de ocurrencia de incendios forestales 2021-2022, que comenzó el 1 de julio pasado, la Corporación registra cinco siniestros en la provincia de Petorca, los cuales han consumido una superficie de 302,18 hectáreas de vegetación.

De acuerdo al análisis, hasta ahora la comuna más golpeada ha sido La Ligua, que anota tres incendios forestales y 302 hectáreas quemadas, de las 302,18 afectadas a nivel provincial.