Aysénlitorial de Aysén

En la sala de reuniones de la Seremi de Agricultura en Coyhaique, se realizó la reunión nacional de Protección de Porciones Marinas y Lacustres en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado de las regiones de Los Lagos y Aysén. No asistieron representantes de Magallanes, por razones climáticas.

La jornada fue encabezada por el director regional de CONAF, Leonardo Yáñez; junto al jefe del departamento de Áreas Silvestres Protegidas, Aliro Gascón; el jefe provincial CONAF General Carrera, Wildo Palma; el profesional de la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas, Eduardo Núñez; el jefe del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de la Región de Los Lagos, Ricardo Muñoz; el jefe de área La Junta, Eladio Pinto; la abogada regional, Sandra Mata; y el jefe del Departamento de Evaluación Ambiental y Fiscalización, Juan Fica; junto a otros funcionarios de la región.

El objetivo de la actividad fue el análisis jurídico y administrativo relacionado con la protección de las porciones acuáticas contenidas en las distintas categorías incluidas en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, SNASPE.

Entre otros temas abordados estuvo la acuicultura dentro de los límites de ASP, la navegación dentro del maritorio de parques y reservas nacionales, la navegación en lagos como porciones lacustres dentro de parques y reservas nacionales, los asentamientos humanos espontáneos en el litoral en parques y reservas.

Uno de los participantes, encargado de Áreas Silvestres Protegidas de la provincia de Capitán Prat, Piero Caviglia, destacó que “es de suma importancia lograr coordinación y aunar criterios comunes para nuestra gestión y administración de las porciones marinas y lacustres dentro de las ASP, permitiendo avanzar en la solución de conflictos en estos territorios”.

Al final de la jornada, el balance por parte del director regional fue positivo. “En la Región de Aysén casi el 50 por ciento del territorio es administrado por CONAF, a través de las ASP. Varias contienen una superficie significativa de porciones de mar y borde costero. De ahí la importancia de que la institución aúne criterios acerca del uso o el no uso, tanto desde el punto de vista jurídico, pero más relevante aún, desde la mirada de la conservación y la sustentabilidad ecológica”.

Para el caso de la región de Aysén, cabe destacar que la porción de maritorio, que incluye el borde costero, terrenos de playa y espacio marítimo, presente en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado, alcanza una superficie superior a las 2 millones de hectáreas, principalmente asociadas a los Parques Nacionales Isla Magdalena, Laguna San Rafael y Bernardo O’Higgins, y a las Reservas Nacionales Las Guaitecas y Katalalixar, las que no están exentas de presiones de uso por parte de la industria de la salmonicultura y de las navegaciones de alto calado, considerando que ellas se hacen fundamentalmente en la RN Las Guaitecas y en el PN Laguna San Rafael respectivamente.

Cabe destacar el importante aporte técnico de Eduardo Núñez, quien entregó una serie de antecedentes que contribuyeron significativamente a la discusión.

Finalmente, con los resultados de los análisis, se pretende que CONAF elabore un criterio único para la correcta administración de las ASP que poseen meritorio y porciones lacustres.