SECOMValparaíso

Durante tres días los fiscalizadores de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), provenientes de las regiones de Arica a Magallanes, se reunieron en el hotel Montecarlo de Viña del Mar, donde, entre otras materias, debatieron en torno a cómo involucrar a la comunidad en el trabajo de conservación de bosques nativos y formaciones xerofíticas, y también respecto a la necesidad de potenciar la labor mancomunada con organismos como el Ministerio de Medio Ambiente, la Superintendencia de Medio Ambiente y el Servicio de Evaluación Ambiental.

Sobre esta instancia de diálogo, el gerente del Departamento de Evaluación Ambiental y Fiscalización Forestal de CONAF, Fernando Olave, explicó que “intercambiamos opiniones acerca del marco regulatorio y las condiciones que tenemos para cumplir nuestro rol institucional de cautelar la protección de la naturaleza, desde una óptica de bienestar público. Como fiscalizadores, nuestro deber es velar porque el cuerpo legal en materia forestal se cumpla y estemos dentro de un estado de derecho, pero también dar a conocer cómo nos beneficia a todos el cumplimiento de la normativa”.

Consultado por la problemática de ordenamiento territorial que aqueja a la región de Valparaíso, Olave aseveró que “es compleja e interinstitucional, por lo cual debe ser abordada como tema país y no sólo zonal. Definitivamente deben ser tratadas las vocaciones de uso preferente de cada territorio en relación de sus potencialidades y restricciones”.

Reunion-fiscalizadores-1Al respecto, agregó: “¿Qué podemos hacer nosotros? Definir las áreas donde existe vegetación relevante de conservar porque tienen un valor ecológico, productivo y paisajístico, y, por supuesto, contribuir a que éstas se protejan. Para nosotros como Corporación, mantener los bosques y la formación vegetal del país es cada vez más relevante, dado sus beneficios sociales, ambientales y ecosistémicos”.

Por su parte, el jefe de Evaluación Ambiental y Fiscalización Forestal de CONAF Región de Valparaíso, Leonardo Möder, destacó que “con apoyo de nuestra institución, queremos que dentro de las especificaciones de la ley se incluya a los bosques dañados por el fuego. Esto porque hemos detectado en la zona que mucha gente, al ver que se han quemado zonas boscosas, hacen lo que quieren con ellas, sin los planes de manejo correspondientes. Para perfeccionar esto, en el marco de esta reunión, elaboramos una propuesta para que nuestro director ejecutivo considere”.

Respecto al nivel de interacción con la comunidad en la Región de Valparaíso, valoró que han recibido “más de 100 denuncias ciudadanas en lo que va del año 2014, y cada día aumenta el interés por la protección de nuestros recursos naturales”.