El directivo se reunió con los profesionales de la región, quienes expusieron sus propuestas sobre los lugares donde CONAF debe ir ampliando y fortaleciendo su presencia, respecto de su rol fiscalizador en materia de los recursos vegetacionales sujetos a protección.

Leonel Quintana, jefe regional del Departamento y director subrogante, indicó que la visita del nivel central es de gran relevancia, ya que posibilita una comunicación directa con los funcionarios, exponiendo lineamientos y objetivos a través de un acercamiento más estrecho con cada uno de los trabajadores, para fortalecer aún más la gestión institucional.

Tras los encuentros, Olave precisó que uno de los objetivos de trabajar directo con los equipos regionales es revisar conjuntamente los compromisos del presente año, así como asegurar que estos queden reflejados en los planes operativos anuales. Lo anterior permitirá encaminar tres aspectos fundamentales de nuestro quehacer, los cuales son cautelar el cumplimiento de los pronunciamientos sectoriales en el marco del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental –tarea que este año se avizora ardua, según indicó-; velar por la aplicación del Plan Nacional de Fiscalización para el presente año, que parte el presente mes; e incorporar a la ciudadanía en los temas relacionados con esta gestión, difundiendo la importancia de los recursos nativos.

En la Región de Arica y Parinacota actualiza el catastro del bosque nativo, instrumento a través del cual se espera visibilizar en el contexto nacional recursos tan importantes como los bosques de queñoa, tanto en su versión precordillerana (Polylepis rugulosa) como de altura (Polylepis tarapacana), entre otros.

Además la región tiene actualmente en marcha la presentación ante el Duodécimo Proceso de Clasificación de Especies, dos recursos de tipo arbóreo y arbustivo de la zona: el yaro y la koa.