SECOM

Las áreas silvestres protegidas del Estado que cumplen un rol fundamental de conservación de la diversidad biológica, también deben ser valoradas por los aspectos socio-culturales asociados a ellas, en particular por las poblaciones locales. Destaca la consideración de los derechos de los pueblos indígenas y tradicionales que habitan los territorios aledaños a ellas, los cuales deben ser respetados a través de su participación en la gestión de dichos espacios, sin que esto afecte ni socave los objetivos de conservación del área protegida.

La actual administración de CONAF busca dar pasos decisivos en esta dirección tal como lo ha anunciado el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres Cancino, al iniciar el programa de trabajo sobre Gobernanza Sustentable en Parques Nacionales (GOSPAN). Esta iniciativa, culminación de un largo proceso de reflexión, investigación y trabajo activo del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) con las diversas comunidades y pueblos originarios con los cuales se relaciona, se abocará en una primera fase a estudiar y proponer un modelo de Gobernanza Sustentable en el Parque Nacional Rapa Nui (GOSPAN-Rapa Nui).

Este trabajo, coordinado por la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas a través de una comisión, abordará de manera sistemática y planificada, el análisis de la información disponible como de la experiencia acumulada en las áreas silvestres protegidas y las respectivas comunidades involucradas, con especial cuidado en los pueblos indígenas y el cumplimiento de los postulados del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

GOSPAN2En este contexto se desarrolló la primera jornada de trabajo de este proceso que reunió a profesionales de la Dirección Ejecutiva, de la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas y de la Región de Antofagasta en la Calama, durante el 9 y 10 de junio. En las jornadas se compartió e intercambiaron información y experiencias entre personal de CONAF con representantes de las comunidades likanantay (atacameñas) que participan en la gestión de la Reserva Nacional Los Flamencos, experiencia pionera en el país en torno al trabajo conjunto entre CONAF y comunidades locales.

Los próximos pasos en el trabajo de la comisión están orientados a proponer en primer término un modelo de gobernanza sustentable aplicable al Parque Nacional Rapa Nui, para generar las bases que permitan su implementación en otros casos relevantes en el país.

Entre los principales desafíos del “modelo de gobernanza sustentable” que será propuesto se encuentran la identificación de funciones, roles y responsabilidades de los actores públicos y sociales y la gestión técnica, administrativa y financiera, con énfasis en la armonización de los objetivos fundamentales de conservación de las áreas protegidas con los rasgos culturales ancestrales propios de los pueblos indígenas, Lo anterior, con el objeto de garantizar el respeto de los derechos consagrados, tanto en los tratados internacionales como en la legislación nacional.