MauleSECOM

Dos jornadas de planificación en Chanco, efectuaron los jefes de operaciones de CONAF de todo el país. La cita tuvo por finalidad coordinar el trabajo de las diversas brigadas que deberán hacer frente a los incendios forestales propios de la época estival.

Entre las temáticas abordadas destacaron las enseñanzas que dejó la temporada anterior, especialmente el incendio forestal de Valparaíso, además de los siniestros acaecidos en las regiones del Maule y La Araucanía.

Además, se organizó el trabajo de la temporada 2014–2015 con un análisis de la proyección meteorológica, la coordinación de vehículos y puestos de comunicaciones, mando y control, así como también los lineamientos para las operaciones aéreas, entre otras materias.

“Estamos aceitando la máquina para enfrentar escenarios de incendios forestales. Esto implica una serie de acciones que parten con temas relacionados con pronósticos atmosféricos, despacho de recursos, operación de centrales, recursos aéreos, terrestres, capacitación, entrenamiento y equipamiento”, señaló Sergio Mendoza, gerente de Protección contra Incendios Forestales de la Corporación.

“Esta instancia es fundamental para organizar este periodo, que es el de máxima ocurrencia de incendios forestales. Para eso nos reunimos, dejando en claro las funciones que cada uno debe desempeñar con el objetivo de estar bien preparados para la temporada”, agregó Andrea Soto, directora regional de CONAF Maule.

En ese sentido, el encuentro sirvió además para destacar que CONAF cuenta con una nueva tecnología. Se trata del simulador Wild Fire Analyst (WFA), que también se utiliza en Estados Unidos. “Chile es el primer país de América Latina que incorpora este sistema que permite aumentar la productividad de los análisis técnicos para enfrentar efectivamente el control de incendios y la seguridad de las personas”, aclaró Mendoza.

Entre las actividades que coordina la Gerencia de Manejo del Fuego de CONAF, destacan disponer de un sistema de pronóstico del grado de peligro, organizar los sistemas de detección de incendios forestales, gestionar un sistema de despacho y de coordinación para el combate y organizar, equipar y capacitar a la fuerza de combate.