Personal de protección contra incendios forestales se capacita en equidad de género y acoso laboral y sexual

Las jornadas vía on line estuvieron a cargo de la Unidad de Igualdad de Género junto con el y las encargadas regionales.

Un total de 793 personas, que actualmente se desempeñan en las distintas brigadas de CONAF, fueron capacitadas en materia de equidad de género y acoso laboral y sexual, en el marco del trabajo desarrollado por la Unidad de Igualdad de Género en conjunto con el y las encargadas regionales.

La iniciativa abarcó a personal de los Departamentos de Protección contra Incendios Forestales correspondientes a las regiones de Valparaíso, Maule, Ñuble, Biobío, Los Lagos y Aysén, capacitación que forma parte de las acciones que realiza la Gerencia de Desarrollo de las Personas en equidad de género.

En estas jornadas participaron 737 hombres y 56 mujeres, quienes recibieron información referida a ambientes laborales y convivencia sin acoso.

Estas capacitaciones continuarán durante diciembre 2020 y enero 2021 en las regiones de Atacama, Coquimbo, O’Higgins, La Araucanía, Los Ríos y Magallanes.

En este contexto, el Programa de Gobierno 2018-2022 en este tema considera acciones como:

– Igualdad de derechos, deberes, trato y participación.
– Tolerancia cero a la violencia contra la mujer, en todas sus formas.
– Autonomía de la mujer, con especial foco en la autonomía económica.
– Impulsar el liderazgo femenino, más mujeres en posiciones de alta responsabilidad.

Cabe señalar que el lineamiento gubernamental es consolidar una cultura de pleno respeto a la dignidad de las personas y buen trato, especialmente en las instituciones públicas, por su trascendencia en la sociedad civil, y la importancia para Chile de hacer efectiva la igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres y la equidad de género.

El Programa de Gobierno fija como estándar de convivencia la no tolerancia de hechos que signifiquen violencia contra las mujeres y lesionen su dignidad, contemplando para ello políticas permanentes con una mirada multisectorial, coordinando y unificando los procedimientos de las instituciones involucradas.

La Ley N° 20.005, que tipifica y sanciona el acoso sexual, define la conducta de acoso sexual como “el que una persona realice en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por quien los recibe y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en el empleo”.

Por otra parte, la Ley N° 20.607, que modifica el Código del Trabajo, define acoso laboral como “toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro u otros trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados su menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo”.

Ambos preceptos legales mencionados introdujeron modificaciones al Estatuto Administrativo, en el sentido de establecer en forma expresa que los funcionarios públicos están afectos a la prohibición de realizar conductas de acoso sexual y de acoso laboral.