CONAF y Sename trabajan en la recuperación y embellecimiento del espacio, mediante la creación y mantención de un cerco vivo con tres hileras de ejemplares arbóreos.

Molles, quillayes, algarrobos, espinos y taras, entre otros árboles nativos, fueron plantados en el cerro colindante al Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Limache. Esto, con el fin de entregar al entorno la belleza paisajística y los beneficios ecosistémicos que proporcionan estas especies.

La arborización del sector se concretó a través de una alianza estratégica entre la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Servicio Nacional de Menores (Sename), que contempla la creación y mantención de un cerco vivo con tres hileras de plantas.

“Consideramos que la interacción entre servicios es fundamental para colaborar con estas iniciativas ambientales de recuperar terrenos que están deteriorados o degradados y dispusimos, entonces, profesionales y plantas para dar cumplimiento a este requerimiento. Más de 400 ejemplares de especies nativas, para hacer un cierre perimetral o una plantación de la ladera”, explicó el director regional de la institución forestal, Sandro Bruzzone.

Sobre la intervención, el director regional del Sename, Rachid Alay, afirmó que “plasma  lo que es el espíritu intersectorial que debería guiar el trabajo público. Hoy estamos concretando una primera etapa, en términos de poder tener en nuestro terreno del CIP-CRC de Limache, al menos, 480 ejemplares arbóreos, que van a empezar a darle un ambiente distinto a este espacio.  Al mismo tiempo, preservar aquellas especies que son nativas y que van a servir no solamente para tener un cerco vivo, sino que, además, para poder trabajar desde el punto de vista de la ecología y el medio ambiente”.

En tanto, el jefe administrativo del centro, Flavio Grondona, puntualizó que “ha sido un proceso largo, bien complejo, poder llevar a cabo la arborización del cerro colindante al CIP-CRC de Limache. Personal de mantención estuvo excavando y luego plantando las especies arbóreas que fueron gentilmente donadas por CONAF. Ya hemos plantado prácticamente el 95 %”.

Finalmente, detalló que “se ha hecho un riego manual, de manera tal que las especies se puedan conservar en el tiempo. La idea de esto es poder tener un espacio recuperado y que, posteriormente, pueda ser ocupado por los mismos funcionarios como un lugar de esparcimiento”.

Cabe consignar que el Programa de Arborización de CONAF ha entregado este año 54. 900 árboles en la Región de Valparaíso, 6.663 en la provincia de Marga Marga y 3.062 en la comuna de Limache.