Personal de CONAF se encuentra abocado al desarrollo de un taller que apunta a que los pobladores conozcan y mitiguen los peligros dentro de la localidad de Malvilla, que anteriormente ha sufrido los efectos de las emergencias forestales.

Gran cantidad de vegetación cercana a casas, acumulación de basura y escasez de vías de acceso expeditas para el tránsito de vehículos de emergencia, entre otros factores, configuran al sector de Malvilla, en San Antonio, como un punto altamente vulnerable ante posibles incendios forestales.

Por este motivo, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) seleccionó a la localidad para implementar el taller “Comunidad Preparada frente a los Incendios Forestales”, el cual apunta a que los vecinos conozcan y puedan mitigar los riesgos dentro del área que habitan.

El jefe provincial de CONAF, Andrés Flores, hizo hincapié en que la zona ha sufrido anteriormente los efectos del descontrol de las llamas, por lo cual el llamado a la población es a estar alerta y generar acciones de autoprotección, “como construir cortafuegos en los perímetros de sus viviendas, no efectuar quemas, dar un pronto aviso a los organismos de respuesta y denunciar las malas prácticas”.

Por su parte, la coordinadora del curso y funcionaria del Departamento de Manejo del Fuego del organismo forestal, Constanza Balladares, manifestó que la inducción busca “concientizar a los vecinos sobre el riesgo de vivir en una zona de interfaz urbano-forestal, que asuman una mayor responsabilidad tanto individual como comunitaria”, ya que  “así se pretende implementar una metodología para la elaboración de un plan de emergencia”.

Asimismo, detalló que el taller “se divide en tres partes teórico-prácticas, de jornada media, en la cual se invita también a actores claves de la comuna, como personal municipal, carabineros y bomberos, entre otros, y así la comunidad puede informarse y comprender el trabajo de cada uno de ellos en materia de prevención de incendios forestales”.

Cabe consignar que la primera jornada de curso se llevó a cabo el 29 de septiembre, la segunda el 6 de octubre y la última se efectuará el 10 de noviembre.

Aguas Buenas

El 20 de diciembre del año 2016, en el sector de Aguas Buenas se originó un siniestro que consumió 805 hectáreas de vegetación, el cual se mantuvo activo durante siete días y amenazó con propagarse hacia el poblado de Malvilla.