Junto a la comunidad de Machalí, Coya y sus alrededores, además de la visita de turistas, andinistas, miembros de la comunidades ecológicas, y en especial niños y niñas que les guste estar en contacto con la naturaleza, la Corporación Nacional Forestal, CONAF del Libertador Bernardo O’Higgins, celebra este 17 de octubre el vigésimo noveno aniversario de la Reserva Nacional Río de Los Cipreses, declarada área silvestre protegida por el Estado en 1985, mediante Decreto Supremo N°127.

De esta manera, el director regional (S) de CONAF, Andrés Herrera Maldonado, hizo extensiva la invitación para que todos y todas quienes deseen visitarla. Al referirse sobre la importancia de contar con esta área silvestre protegida en la región, la máxima autoridad de CONAF destacó que “es una excelente representación ecológica que la zona posee, tanto en especies de flora y fauna como también de los ambientes típicos del sector cordillerano de Chile Central, en donde los visitantes podrán encontrar diversas alternativas de distracción y recreación, desde turismo aventura hasta turismo cultural y descanso, que valen la pena conocer y admirar”, puntualizó.

Consultado sobre el actual estado de la Reserva Nacional Río de Los Cipreses, Andrés Herrera, informó que “la reserva cuenta con las condiciones requeridas para que gran parte de su actual superficie sea reclasificada como Parque Nacional. De hecho ya se han iniciado los trámites ante el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad para que la Reserva Nacional Río de los Cipreses sea reclasificada en Parque Nacional Río de los Cipreses y Reserva Nacional Tricahues”, precisó la autoridad de CONAF.

El director regional (S) de CONAF, Andrés Herrera Maldonado se mostró satisfecho con la medida y agregó que contar con un parque nacional en la región de O’Higgins, generaría un tremendo valor al patrimonio natural, y un gran compromiso para la Corporación Nacional Forestal. “Gracias a la protección oficial ejercida por CONAF estos 29 años y luego de estudios realizados sobre los ambientes naturales y objetos de conservación presentes en la reserva nacional, se ha determinado que éstos han adquirido un mayor valor natural y ecológico, lo cual se refleja claramente en el aumento de la cobertura vegetal nativa, el aumento de la fauna característica de este ecosistema y la recuperación del paisaje. En la Reserva Cipreses se protege además un importante patrimonio cultural relacionado con el arte rupestre y aleros habitacionales, por lo que reclasificar este recinto a parque nacional nos llenaría de orgullo como Corporación Nacional Forestal”.

RioLosCipreses2La Reserva Nacional Río de los Cipreses cuenta con una superficie de 36.882 hectáreas. Los sectores más representativos, corresponden al cajón del río Los Cipreses, el cajón y estero Los Piuquenes, el Baúl, Los Arrieros y Medina. La red hídrica está formada por afluentes del río Cachapoal que se unen a él desde el sur, el más importante de éstos es el río Cipreses cuya cuenca representa el 80% de la reserva y que nace en el glaciar del mismo nombre. También existen lagunas en los sectores altos, tales como Agua de la Vida, Los Piuquenes, el Arriero y del Meteorito.

El sector presenta una variedad de ecosistemas que van desde el bosque esclerófilo, constituido por peumos, quillayes y litres hasta las vegas de altura formadas por especies herbáceas. En los sectores de mediana altitud es posible observar bosquetes de ciprés de la cordillera creciendo junto a frangeles. Respecto a fauna, la reserva alberga gran variedad de especies entre las que destacan zorro culpeo y chilla, vizcachas, loros tricahue, cóndores, águilas, caiquenes, patos cortacorriente, pumas, gatos colocolo y guanacos. Por otro lado, frecuente es encontrar piedras con variados petroglifos.

En el sector de administración se encuentra el Centro Cultural para la Vida Silvestre, que dispone de una muestra de las riquezas culturales y naturales del área.

La unidad es visitada anualmente por más de 20 mil personas quienes no solo disfrutan del aire libre y paisajes sino que también de charlas de educación ambiental impartidas por los guardaparques, constituyéndose en uno de los destinos turísticos más importantes de la región.

La Reserva Nacional Río de los Cipreses forma parte de los 34 lugares biológicamente más ricos y a la vez más amenazados del planeta, por ello es importante seguir protegiendo y conservando este hermoso y valioso lugar.