Funcionarios de la Gobernación Provincial, CONAF y Carabineros detectaron vestigios de fogatas mal apagadas y acopio de basura, lo que representa un peligro en materia de ocurrencia de incendios forestales.

Tras recorrer el tranque de la Luz de Placilla de Peñuelas, en la comuna de Valparaíso, funcionarios de la Gobernación Provincial, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Sección Forestal y Ecológica (OS-5) de Carabineros descubrieron vestigios de fogatas mal apagadas y una gran acumulación de desperdicios, lo que representa un peligro en materia de ocurrencia de incendios forestales.

En ese contexto, llamaron a los visitantes a evitar el uso del fuego y otras fuentes de calor, como herramientas eléctricas, al interior del entorno, que se encuentra rodeado de vegetación y cercano a áreas pobladas e infraestructuras de distinta índole.  Además, pidieron a las personas retirar la basura que generen, pues ésta es un combustible ante eventuales siniestros.

“Queremos ser muy convincentes y hacer hincapié en que no hagan fogatas en ningún sector, sobre todo en lugares como éste, donde encontramos bosques, especies únicas, nativas, que son muy importantes para el desarrollo de la naturaleza. No hagan fogatas, porque éstas pueden provocar un gran incendio forestal. Es más fácil prevenir un incendio forestal que posteriormente combatirlo”, manifestó la gobernadora provincial (s) de Valparaíso, Evelyn Mansilla.

Por su parte, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, afirmó que el tranque de la Luz es un ecosistema “muy hermoso, muy grato, que invita a compartir con la familia o con amistades. Sin embargo, el uso del fuego –como fogatas- es un factor de riesgo, que está prohibido y penado por ley. Entonces, evitemos eso y sigamos con estos recorridos para poder intercambiar opiniones con la gente, para hacer un poco de enseñanza y evitar los incendios forestales”.

En tanto, el jefe de la Sección de Prevención de Incendios Forestales del organismo forestal, Daniel Ariz, expuso que “se están haciendo bastantes acciones inadecuadas en lugar, como fogatas a orillas del espejo de agua, y no existe señalética que informe que esto está prohibido. Además hay mucha basura en los senderos, incluso con contenedores  sobrepasados”.

“Invitamos a la comunidad local a resguardar esta zona, que posee remanentes de bosque nativo y especies exóticas,  una gran biodiversidad,  un lindo paisaje y otros servicios ecosistémicos”, agregó.

Durante el actual periodo de alta ocurrencia de incendios forestales 2020-2021, que comenzó  el 1 de julio del año pasado, la Corporación  ha registrado 265 siniestros en la Región de Valparaíso, los cuales han consumido 6.243 hectáreas de vegetación. Esto equivale a un 39 % menos de incidencias y un 9 % menos de superficie afectada, en relación con el mismo lapso de tiempo, entre los años 2019 y 2020.