CONAF invitó a la comunidad a conocer, valorar y cuidar esta área silvestre protegida del Estado, creada el 4 de junio de 1952. Director regional de la entidad destacó la reconversión de plantaciones forestales a especies nativas que se ejecuta en la unidad.

El sábado pasado, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) celebró los 70 años de vida de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, área silvestre protegida del Estado creada el 4 de junio de 1952.

En ese contexto, la institución forestal invitó a la comunidad a conocer, valorar y conservar el patrimonio natural y cultural que alberga este colorido espacio, ubicado en la parte alta de la comuna de Valparaíso.

En este entorno protegido, que tiene una superficie de 9.262 hectáreas de extensión, las y los visitantes pueden apreciar especies de flora en categoría de conservación, como el belloto del norte, la palma chilena, el lingue del norte y diferentes tipos de orquídeas, conviviendo con el quillay, el litre, el boldo y el espino. También, con bastante suerte, pueden avistar a emblemáticos ejemplares de fauna nativa, como el gato colocolo, el gato güiña y el zorro culpeo.

Otro punto destacado de la unidad es su patrimonio histórico, ya que alberga vestigios  de la cultura precolombina Bato, la Batalla de Placilla y el camino de Las Carretas o camino Real, entre otros.

Muchos de estos tesoros culturales se pueden observar en el Centro de Informaciones Ambientales de la reserva, bautizado este año como “Rene Salazar Muñoz” en homenaje póstumo a un querido guardaparques que trabajó durante más de cuatro décadas en el sector.

Respecto a las acciones que está tomando CONAF para el resguardo del entorno natural, el director regional de la entidad,  Luis Correa, resaltó que “estamos haciendo reconversión de pinos y eucaliptos, que son especies madereras de gran consumo de agua, a especies nativas ya habituadas a este tipo clima y a este tipo de sequía. El año pasado reconvertimos 355 hectáreas a bosque nativo y este año pretendemos reconvertir 60 hectáreas más”.

Por su parte, el jefe regional del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de la Corporación, Marcelo Pérez, recalcó que “la reserva es un entorno que debemos, evidentemente, cuidar y proteger. No solamente nosotros como guardaparques, como CONAF, sino que toda la comunidad. Este es el ‘pulmón verde’ de la comuna de Valparaíso. Por eso es que el llamado que no nos cansamos de hacer tiene relación con evitar los incendios forestales, una amenaza muy importante”.

Finalmente, el administrador del recinto, Óscar Salazar, destacó el trabajo desarrollado por el personal guardaparques que diariamente monitorea la flora, la fauna y sus amenazas. “Estas labores van en pro de la protección y conservación de los recursos naturales de esta reserva nacional, para así asegurar este patrimonio para las presentes y futuras generaciones”, afirmó.

Cabe consignar que desde el año 1985, la Reserva Nacional Lago Peñuelas ostenta la condición de zona núcleo de la Reserva de la Biosfera La Campana- Peñuelas, junto al Parque Nacional La Campana.