Valparaíso

Las personas que transgredan las normativas del parque nacional arriesgan multas que pueden llegar hasta los 5 UTM. El uso del fuego, en todas sus formas, está prohibido dentro del entorno protegido.

De acuerdo a la proyección de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), cerca de 12 mil personas visitarán en estas vacaciones de verano el Parque Nacional La Campana, área silvestre protegida ubicada entre las comunas de Olmué e Hijuelas, en la Región de Valparaíso.

Ante esta masiva llegada de excursionistas, para prevenir eventuales incendios forestales, accidentes y extravíos, la institución forestal realizó un nuevo llamado a respetar las normativas internas del “pulmón verde”, que desde el año 1985 ostenta la condición de zona núcleo de la Reserva de la Biosfera La Campana- Peñuelas.

Al respecto, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, advirtió que “el uso del fuego –en todas sus formas- está prohibido dentro del parque nacional, ya que, debido a la sequía que afecta hace más de diez años a la región, la vegetación de la unidad se encuentra con estrés hídrico y muy susceptible a la ignición, lo que genera un escenario de alto riesgo en materia de ocurrencia y propagación de posibles incendios forestales”.

Asimismo, informó que, entre los meses de enero y febrero del 2019, la Corporación registró siete personas lesionadas y seis extraviadas en el sector Granizo del entorno protegido, y que los incidentes, mayoritariamente, se produjeron en el trayecto hacia la cima del cerro La Campana.

En ese contexto, Bruzzone recordó a los usuarios que “el ascenso a la cumbre debe realizarse sólo a través del sendero ‘El Andinista’, antes de las 9:30 horas, siempre en compañía, con celular cargado e indumentaria adecuada para el trekking”. A su vez, pidió a la comunidad “seguir las recomendaciones de los guardaparques, evaluar las condiciones meteorológicas y tener conciencia de las limitaciones físicas al momento de subir”.

“Como CONAF, además, solicitamos a los visitantes cuidar el patrimonio natural y cultural que posee esta área silvestre protegida, y, si es posible, que nos ayuden y denuncien a aquellas personas que lo dañen, por ejemplo, al rayar rocas o señalética, destruir infraestructura, prender fogatas, introducir animales domésticos o cortar árboles”, finalizó el directivo.

Para más antecedentes respecto al reglamento y las tarifas de ingreso, los interesados pueden revisar el sitio web www.conaf.cl, sección Parques Nacionales, subsección Parque Nacional La Campana, donde encontrarán diferentes datos y mapas de los tres sectores: Granizo y Cajón Grande, en Olmué; y Palmas de Ocoa, en Hijuelas, el cual se encuentra, temporalmente, sin atención a público.

Cabe consignar que, según la ordenanza municipal vigente, los individuos que infrinjan las normativas internas del entorno protegido arriesgan multas que pueden llegar hasta los 5 UTM.